vaccination covid 19

Previamente hablamos sobre las distintas vacunas diseñadas y aprobadas por el momento, además informamos sobre las fases de vacunación en la República Mexicana y cifras aproximadas de las vacunas a esperar, sin embargo, ahora mencionaremos a aquellas farmacéuticas que por fin sus vacunas contra COVID-19 están viendo resultados prometedores para ser comercializadas.

Importancia de la prevención por medio de las vacunas

Las vacunas son diseñadas para la prevención de distintas enfermedades, blindando al organismo ante la exposición de algún cuerpo extraño con el fin de reconocerlo y evitar que provoque los efectos nocivos asociados a él.

Tal como se mencionó en “Importancia de las vacunas: Fases, elaboración y conservación“, existen distintas formas por las que se pueden elaborar las vacunas y que, una vez comprendidas, tendremos una idea del método utilizado para generar la inmunidad contra la enfermedad por coronavirus.

Las vacunas contra COVID-19 y su impacto hasta el momento

Además de los medicamentos en estudio para combatir la infección por SARS-CoV-2, otro punto fuerte es la investigación y ensayos clínicos de los métodos preventivos como las vacunas diseñadas. 

En “Vacunas contra la COVID-19: la carrera entre las farmacéuticas” nos referimos a Pfizer, AstraZeneca y Moderna como las principales empresas referentes en la elaboración de las vacunas más sobresalientes y también se hizo mención de otras empresas que se encontraban produciendo y estudiando sus propias vacunas.

A finales del año pasado fueron aplicadas las primeras dosis de las vacunas contra la COVID-19 y hasta la fecha más de 600 millones de dosis han sido administradas a nivel mundial, cantidad la cual puede variar en cuestiones de horas porque las vacunas se aplican constantemente.

Las vacunas en fases de estudio y con mejores resultados

Hasta este momento, hay 85 vacunas que se encuentran en ensayos clínicos de humanos, mientras que 184 vacunas están en ensayos pre-clínicos por lo que siguen estudiándose en modelos animales. 

A pesar de que exista una gran cantidad de vacunas, hay que considerar las variantes y los problemas que se pueden presentar durante los exámenes, no solo a nivel médico sino económico, lo cual perjudicaría de manera exponencial continuar con el análisis de una vacuna, esto se menciona porque hay registro de 4 vacunas que abandonaron su fase de estudios.

Las 85 vacunas están dispersas entre las fases de estudio y actualmente 23 de estas llevan la delantera al encontrarse en las últimas etapas de investigación. Entre las farmacéuticas que resaltan por el gran avance de sus vacunas se encuentran las elaboradas por las empresas Novavax y Janssen, mismas que fueron aprobadas recientemente.

Asimismo, compañías como Sinovac, Sinopharm, Johnson & Johnson y CanSino elaboraron sus propias vacunas las cuales fueron aprobadas por parte de la FDA para su uso de emergencia y se suman a la corta lista de vacunas disponibles para su administración.

También hay que considerar a las empresas que llevan un paso firme por los excelentes resultados de sus vacunas en la fase 3 de estudios como CureVac, Zydus, ReiThera, Vector Institute, Anhui Zhifei Longcom, Finlay Vaccine Institute, Medicago, entre otras.

Esto representa una ventaja para aquellos países en los que no se ha aplicado la suficiente cantidad de dosis con respecto a la población, ya que ahora se puede extender aún más el margen de vacunación y beneficiar a las personas por medio del acceso oportuno a las distintas vacunas.

Cabe aclarar que el desempeño de cada vacuna depende de la dosis de administración, su efectividad y a quienes van dirigidas; por ejemplo, la vacuna de Pfizer & BioNTech requiere únicamente dos dosis y tras la segunda dosis se supera el 90% de protección contra el coronavirus.

Otro punto a tomar en cuenta es sobre la utilización de las vacunas en embarazadas. Por ahora todas las vacunas aprobadas por la FDA contra la COVID-19 pueden ser administradas en estas embarazadas y mujeres lactantes sin ningún riesgo y solo contemplando los efectos secundarios provocados ulterior a la inoculación de la vacuna.

¿Cómo saber si una vacuna es considerada eficaz?

Las fases de estudio de las vacunas ayudan a evaluar la actividad que tienen en el organismo, indicando la cantidad de personas que obtuvieron la inmunidad deseada, los efectos adversos desarrollados tras su uso y la eficacia que tuvo contra el patógeno en cuestión.

Con el fin de obtener información acerca de cómo responden las defensas del organismo, los estudios contemplan el uso de la vacuna de importancia, placebos y distintas vacunas que previenen otras enfermedades que en conjunto permiten identificar la efectividad que tuvo la vacuna sobre los otros productos usados.

Al finalizar todas las etapas del estudio de una vacuna se determinan las características obtenidas, el porcentaje de efectividad máximo concebido tras su administración y si existe la posibilidad de utilizarse en la población con respecto a su seguridad.

En este punto, la FDA (Administración de medicamentos y alimentos, por sus siglas en español) u otras organizaciones encargadas del control de productos médicos como las vacunas, evalúan si son lo suficientemente seguras y funcionales para considerarlas aceptables y distribuirlas a la población, sin embargo deben seguir en estudios ante cualquier posible complicación no presentada durante los ensayos.

Un caso en particular ocurrió con la vacuna AZD1222 de AstraZeneca debido a que se han presentado personas con trombosis, trastorno de la coagulación caracterizado por la solidificación de la sangre en vasos sanguíneos y se ha asociado a la aplicación de dicha vacuna. Si bien puede contemplarse como un efecto colateral por su uso, es una manifestación clínica que no se halló durante los exámenes clínicos. 

Tan rápido como fueron identificados los casos, se pausó la administración de la vacuna diseñada por AstraZeneca en algunos países como Francia, Italia o Alemania. 

Además se hizo una investigación exhaustivo sobre los factores de riesgo asociados, descartando así la edad de la persona, sexo y antecedentes personales de trastornos en la coagulación como factores desencadenantes; por el momento se desconoce a qué se debe el desarrollo de las trombosis, no obstante ahora se contempla como un efecto secundario muy raro producido por la vacuna.

Pautas a seguir tras la vacunación

Hablando únicamente de las vacunas diseñadas para prevenir la COVID-19, es necesario que transcurran mínimo 2 semanas tras la inoculación para considerar a alguien como completamente vacunado, este lapso es requerido dado al proceso que realiza el cuerpo para generar la inmunidad y obtener el máximo beneficio (eficacia) de la vacuna.

A su vez, existen ciertas restricciones estipuladas con respecto a las personas que fueron vacunadas y se exponen ante sujetos no vacunados. Recomendando ampliamente evitar lugares cerrados acompañado de personas, el uso de cubrebocas y no exponerse ante población de riesgo como los mayores de 60 años o personas con enfermedades pulmonares.

Haciendo hincapié en las salidas de casa, hay que recordar que ninguna vacuna contra COVID-19 es capaz de ofrecer el 100% de protección, por lo que deben existir cuidados cuando se salga de viaje o en zonas donde haya aglomeración de personas.

Perspectiva de las vacunas contra COVID-19 aprobadas hasta ahora

Tal como se habló en “Importancia sobre la vacunación en México” y considerando las vacunas aprobadas por ahora, el margen de vacunación que dio inicio en diciembre del 2020 va a abarcar hasta mediados del próximo año; aunado a esto, el tiempo de atención podrá ser reducido si asumimos que otras farmacéuticas promocionen sus vacunas en la República Mexicana.

Las empresas que por el momento surten sus vacunas al país son Pfizer, AstraZeneca, Gamaleya, CanSino y Sinovac, y hasta la fecha se aplicaron más de 9 millones de dosis de las vacunas disponibles en parte del personal médico y adultos mayores de 60 años; siguiendo el protocolo de vacunación, se espera que en el mes de abril de inicio la vacunación para la población con edades comprendidas entre los 59 a 50 años tal como se tenía previsto.

Debido a las cuestiones sanitarias por las que atraviesa el mundo entero, para Grupo PACS y Teleradiología es indispensable dar a conocer los avances en materia de investigación y ensayos sobre las vacunas disponibles y próximas a admitir, de igual forma, que nuestros lectores y la población en general mantengan las correctas medidas de seguridad en caso de aún no administrarse alguna de las vacunas contra COVID-19 con el fin de evitar un mayor número de afectados y defunciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Como te podemos ayudar?