El trastorno bipolar es un desorden mental que puede ser crónico o episódico (lo que significa que ocurre ocasionalmente y a intervalos irregulares).

Puede ocasionar cambios inusuales, a menudo extremos y fluctuantes en el estado de ánimo, el nivel de energía y de actividad, y la concentración.

La bipolaridad constituye un trastorno mental severo, en el cual la persona que la padece sufre cambios de ánimo, por lo que presenta periodos de estar muy activo, feliz, eufórico y con gran actividad y energía (manías) a sentirse muy triste y sin esperanza (depresión) y repetir este ciclo; pueden tener estados de ánimo normales entre uno y otro ciclo.

Al trastorno bipolar en ocasiones se le denomina trastorno maniacodepresivo o depresión maníaca, que son términos más antiguos.

Los síntomas

Los síntomas del trastorno bipolar pueden variar.

Una persona con trastorno bipolar puede tener episodios maníacos, episodios depresivos o episodios “mixtos”. Un episodio mixto presenta síntomas maníacos y depresivos.

Estos episodios anímicos, o de cambios en el estado de ánimo, ocasionan síntomas que duran una o dos semanas y a veces más. Durante estos episodios, los síntomas duran la mayor parte del día, todos los días. Los episodios anímicos son intensos. Los sentimientos son fuertes y ocurren junto con cambios en el comportamiento y en los niveles de energía o de actividad, algo que pueden observar las demás personas.

Algunas personas con trastorno bipolar pueden tener síntomas más leves que otras que también lo tienen.

Las causas de la bipolaridad pueden ser genéticas o debido a una estructura anormal de las funciones del cerebro. Es una enfermedad que suele comenzar en los últimos años de la adolescencia o al inicio de la edad adulta y dura toda la vida; pero también puede presentarse en los niños.

woman's portrait

 

https://grupoptm.com

Para más información https://kerclinic.com/