Leon Scanner

Av Alud 833B, Jardines del Moral, 37160 León, Gto.
Lunes a Jueves de 8 am a 8 pm Viernes de 8 am a 7 pm Sabado de 8 am a 8:30
477 717 1727
https://www.leonscanner.com/

Densitometría Osea

La densitometría ósea es una prueba médica utilizada no invasiva para medir la densidad mineral ósea y evaluar la salud de los huesos. Se utiliza principalmente para diagnosticar la osteoporosis y evaluar el riesgo de fracturas óseas.

Procedimiento

El procedimiento de la densitometría ósea generalmente se realiza de la siguiente manera:

  1. El paciente se acuesta sobre una mesa especial mientras un equipo de rayos X de baja dosis pasa sobre su cuerpo para escanear áreas específicas, como la columna lumbar, la cadera o el antebrazo.
  2. La prueba es rápida y no causa molestias significativas. El técnico de radiología realizará las posiciones necesarias para asegurarse de que las imágenes sean de buena calidad.

Duración

La duración del examen depende de la zona a escanear y del equipo utilizado, pero generalmente dura entre 10 y 30 minutos.

Resultados

Los resultados de la densitometría ósea se expresan en forma de dos valores principales:

T-score

Compara la densidad mineral ósea del paciente con la densidad mineral ósea de un adulto joven saludable del mismo sexo. Un T-score igual o superior a -1 se considera normal. Un T-score entre -1 y -2.5 indica osteopenia (disminución leve de la densidad ósea) y un T-score de -2.5 o menor indica osteoporosis.

Z-score

Compara la densidad mineral ósea del paciente con la densidad mineral ósea promedio de personas de la misma edad y sexo. Un Z-score por debajo de -2.0 puede sugerir causas secundarias de pérdida ósea, como enfermedades o medicamentos.

Frecuencia

Es importante destacar que la frecuencia con la que se debe realizar la densitometría ósea puede variar según las necesidades individuales. Algunos factores que pueden influir en la frecuencia recomendada incluyen la edad, el género, el historial médico y los factores de riesgo de cada persona. En general, se recomienda realizar la densitometría ósea cada 1-2 años para personas que ya tienen un diagnóstico de osteoporosis o osteopenia. Para aquellos con mayor riesgo o cambios en el tratamiento, la frecuencia puede ser más frecuente. Es fundamental consultar a un médico para determinar la frecuencia adecuada de las pruebas de densitometría ósea y recibir una evaluación personalizada.

Ventajas de la Densitometría Osea

Si se realiza una densitometría ósea una vez al año, puede haber varias ventajas asociadas:

Detección temprana de la osteoporosis

La densitometría ósea es una herramienta efectiva para diagnosticar la osteoporosis en etapas tempranas, antes de que se produzcan fracturas. Al realizarla anualmente, se puede detectar cualquier disminución significativa en la densidad ósea y tomar medidas preventivas o de tratamiento temprano.

Evaluación del tratamiento

Si se está recibiendo tratamiento para la osteoporosis, la densitometría ósea anual puede ayudar a evaluar la efectividad de dicho tratamiento. Permite monitorear los cambios en la densidad ósea a lo largo del tiempo y realizar ajustes en la terapia, si es necesario.

Evaluación del riesgo de fracturas

La densitometría ósea proporciona información sobre la salud de los huesos y el riesgo de fracturas. Realizarla anualmente permite una evaluación continua de ese riesgo y ayuda a tomar decisiones en términos de medidas preventivas, estilo de vida y tratamiento.

Monitoreo de la progresión de la osteoporosis

La densitometría ósea anual puede ayudar a seguir la progresión de la osteoporosis a lo largo del tiempo. Esto permite una mejor comprensión de la evolución de la enfermedad y la posibilidad de intervenir de manera oportuna para prevenir fracturas o complicaciones asociadas.

Densitometría Osea

 

Urología en mujeres: problemas comunes y cómo prevenirlos

Tratamientos para aclarar la piel dermatología

Novedades para eliminar las estrías dermatología

 

Especialidades del hospital

Prevenir es el mejor acto de amor a tu salud.