células de coronavirus

Prácticamente en una semana el número de casos de COVID-19 ha aumentado alrededor del 20%, y obviamente el número de muertes, por ende, se ha incrementado; sin embargo, es importante evitar el pánico además de no esparcir información no fidedigna o sin respaldo científico, por lo que en esta ocasión hablaremos sobre algunos de los mitos y realidades sobre el coronavirus.

1.- Los cubrebocas no protegen contra el coronavirus. No hay estudios que indiquen que el uso de cubrebocas en pacientes que no presentan síntomas sea últil para prevenir el coronavirus. Las compras de pánico han encarecido el precio de estos artículos. Muchas personas además, no usan correctamente los cubrebocas y, por otra parte, no tienen un sellado suficiente que impida que el virus penetre por los bordes del mismo. En caso de que una persona presente tos o estornudos se recomienda que use el cubrebocas para proteger a contactos cercanos, siempre será preferible no salir a la calle o a trabajar bajo esas circunstancias.

2.- El coronavirus se transmite por los alimentos. Hasta el momento no hay evidencia de que esto sea posible, en casos previos de otros tipos de coronavirus como el SARS y el MERS no hubo pruebas de que esto fuera posible. En todo caso, cocinar adecuadamente los alimentos a por lo menos 60 ° C durante 30 minutos es suficiente para matar al virus.

3.- Tomar vitamina D previene el coronavirus. Recientemente se ha difundido información sin evidencia científica de que la vitamina D puede prevenir el coronavirus. Un estudio en alrededor de 11000 pacientes publicado en el año 2019 demostró que en pacientes con deficiencia de vitamina D, recibir suplementos que la contienen ayudaba a disminuir el riesgo de sufrir infecciones respiratorias.

4.- Tomar vitamina C previene infecciones respiratorias. Diversos estudios publicados en los años 2007, 2017 y 2018 han descrito una disminución en el número de mujeres que padecen infecciones de vías respiratorias cuando consumen más de 110mg/día de esta vitamina, sin que pudiera observarse el mismo efecto en hombres. En el caso de los niños, no se ha demostrado que los proteja contra las infecciones de vías respiratorias pero sí disminuye la duración de las mismas, no hay ninguna evidencia relacionada con el coronavirus.

5.- El clima templado o caluroso y la humedad podrían detener la diseminación del coronavirus. El especialista alemán Thomas Pietschmann dice que esto no puede predecirse debido a la poca información que aún se tiene sobre el virus, se sabe que el coronavirus tiene una envoltura de grasa, que no es particularmente resistente a altas temperaturas, lo que podría ocasionar la desintegración del virus conforme aumenta la temperatura; sin embargo, no existe evidencia científica al respecto.

6.- Las vacunas contra la neumonía o influenza pueden ayudar a prevenir la infección por coronavirus. No, ninguna de las dos previene el coronavirus, pero tampoco deben dejar de utilizarse cuando están indicadas. Hasta el momento, diferentes laboratorios están experimentando con 35 tipos diferentes de vacunas, pero hasta el momento no se tienen resultados concretos.

Recordemos que hasta el momento solo podemos tomar medidas preventivas para cuidar nuestra salud y la de quienes nos rodean.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *