Perfil de Lipidos - BIOMEDICA Del Valle

Precio

$ 1148
Asset_109_4x-100_b0gvqc
El perfil de lípidos, también conocido como panel lipídico o perfil lipídico, es un examen de sangre que mide los niveles de lípidos (grasas y sustancias grasas similares) en la sangre. Es una herramienta esencial en la evaluación del riesgo cardiovascular y se utiliza para ayudar a determinar el riesgo de una persona de desarrollar enfermedades cardíacas. Componentes del Perfil de Lípidos Colesterol Total: Es la suma de los niveles de colesterol en la sangre. Colesterol HDL (Lipoproteína de Alta Densidad): Conocido como «colesterol bueno», ayuda a eliminar el colesterol de las arterias. Colesterol LDL (Lipoproteína de Baja Densidad): Conocido como «colesterol malo», puede acumularse en las paredes de las arterias y formar placas que estrechan y endurecen las arterias (aterosclerosis). Triglicéridos: Otro tipo de grasa en la sangre que puede aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca, especialmente en mujeres. ¿Por qué se realiza el Perfil de Lípidos? Evaluación del Riesgo: Para determinar el riesgo de una persona de tener una enfermedad cardíaca o un accidente cerebrovascular. Diagnóstico: Para diagnosticar hiperlipidemia, que es tener niveles altos de lípidos en la sangre. Monitoreo: Para ver la efectividad de los tratamientos o cambios en el estilo de vida que tienen como objetivo reducir los niveles de lípidos. ¿Cómo se realiza el Perfil de Lípidos? Muestra de Sangre: Se toma una muestra de sangre de una vena, generalmente del brazo. Preparación: Se puede requerir ayuno (no comer ni beber nada excepto agua) durante 9 a 12 horas antes de la prueba. Análisis de Laboratorio: La muestra se analiza en un laboratorio. Interpretación de los Resultados Colesterol Total: Menos de 200 mg/dL es deseable. Colesterol LDL: Menos de 100 mg/dL es óptimo. Colesterol HDL: Mayor de 60 mg/dL es protector contra enfermedades del corazón. Triglicéridos: Menos de 150 mg/dL es normal. Consideraciones Adicionales Factores que Afectan los Lípidos: La dieta, el peso, la actividad física, el tabaquismo, el alcohol, la edad, el género y la herencia pueden influir en los niveles de lípidos. Seguimiento: Dependiendo de los resultados, el médico puede recomendar cambios en el estilo de vida, como dieta y ejercicio, o medicamentos para mejorar los niveles de lípidos. Es importante discutir con el médico los resultados del perfil de lípidos y cómo se relacionan con otros factores de riesgo para desarrollar un plan integral para la prevención o tratamiento de enfermedades cardiovasculares.

Prevenir es el mejor acto de amor a tu salud.