COVID gobiernos control pandemia

Por Johanan Fabián

En todo el mundo, los gobiernos y las autoridades sanitarias están trabajando juntos para encontrar soluciones para la pandemia de COVID-19. El objetivo principal es proteger a las personas y hacer que la sociedad vuelva a funcionar como antes de iniciar el aislamiento. Los desarrolladores de software están contribuyendo con la creación de herramientas técnicas para ayudar a combatir el virus y salvar vidas. En este espíritu de colaboración, Apple y Google  están anunciando un esfuerzo en conjunto para facilitar y aprovechar el uso de la tecnología Bluetooth y con esto ayudar a los gobiernos y las agencias de salud a reducir la propagación del virus, prevaleciendo la privacidad y seguridad del usuario. 

Para conocer en qué consiste  la estrategia presentada por  Apple y Google los invitamos a seguir el siguiente enlace: https://www.apple.com/newsroom/2020/04/apple-and-google-partner-on-covid-19-contact-tracing-technology/

Apple y Google llevan trabajando varias semanas en lo que será una API (por sus siglas en inglés  ‘Application Programming Interface‘ que permite configurar diferentes aplicativos de manera sencilla) para que las autoridades sanitarias de cualquier país puedan integrarlo con sus propias soluciones. La API facilitará a los desarrolladores de cada país, identificar si el usuario estuvo expuesto, próximo  o en contacto directo con algún posible contagiado.  Este desarrollo  también permitirá consultar la capacidad de casos positivos de acuerdo con su modelo de riesgo.
De esta manera, una vez que el desarrollo esté listo cada gobierno o incluso Apple y Google  liberará la actualización en sus respectivos sistemas móviles, de esta manera los usuarios podremos instalar este software mejorado en nuestros teléfonos.

El usuario decide qué datos personales registrar en las aplicaciones diseñadas. Con esta información las autoridades sanitarias podrán contactar al paciente en caso de ser necesario.

Seguramente en unos meses integrarán estas funciones de forma directa en las versiones de sus respectivos sistemas operativos móviles. De momento esta API permite a los desarrolladores crear aplicaciones propias que pueden verse beneficiadas con este software descentralizado. 

El tema importante en este dueto de desarrollo, es la privacidad de los datos, ya que esto será la piedra angular para que los usuarios de todo el mundo puedan confiar su información a los respectivos gobiernos.

Sin duda estamos viendo una de las mejores colaboraciones en cuanto a desarrollo de software. Las principales empresas creadoras de los sistemas operativos móviles más usados en el mundo, trabajan juntos para  resolver un tema de salud pública.
Hemos comenzado mal esta década pero dentro de lo malo que vivimos actualmente, se demuestra a todos los escépticos del software aplicado a la salud que se puede contar con un sistema que es capaz de mejorar nuestras vidas. 

El futuro del software médico ha llegado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *