El tinnitus es la percepción de un ruido o zumbido en los oídos, es un problema frecuente que afecta a alrededor de un 15 a 20 % de las personas.
El tinnitus no es una enfermedad en sí misma; es un síntoma de un trastorno no diagnosticado, como la pérdida de la audición relacionada con la edad, una lesión del oído o un trastorno del aparato circulatorio.

Aunque es molesto, por lo general, el tinnitus no es signo de algo grave, si bien puede empeorar con la edad, en muchas personas puede mejorar con tratamiento.

Síntomas

El tinnitus supone la sensación de oír un sonido cuando no hay ningún sonido externo. Los síntomas de tinnitus pueden ser incluir estos tipos de ruido imaginario en los oídos:

  • Timbres
  • Zumbidos
  • Rugidos
  • Chasquidos
  • Siseos

El ruido imaginario puede variar de tono, desde un rugido bajo hasta un chillido alto, y se puede oír en uno o en ambos oídos.
En algunos casos, el sonido puede ser tan alto que puede afectar tu capacidad de concentración o de oír un sonido externo. El tinnitus puede estar presente todo el tiempo o puede ser intermitente.

Existen dos tipos de tinnitus.

  • El tinnitus subjetivo: es el zumbido de oídos que solamente tú puedes oír. Este es el tipo más frecuente de tinnitus. Las causas pueden ser problemas en el oído externo, medio o interno.
  • El tinnitus objetivo es el zumbido de oídos que tu médico oye cuando efectúa un examen. La causa de este tipo poco frecuente de tinnitus puede ser un problema de los vasos sanguíneos, un trastorno de los huesecillos del oído medio o contracciones musculares.

Cuándo debes consultar con un médico:

Si el tinnitus se manifiesta después de una infección en las vías respiratorias superiores, como un resfrío, y no mejora en una semana.
Si tienes tinnitus y se produjo repentinamente o sin causa aparente.
Tienes pérdida de audición o mareos además de tinnitus.

Causas

Una causa frecuente del tinnitus es el daño de las células pilosas del oído interno. Los diminutos y delicados pelos del oído interno se mueven según la presión de las ondas sonoras. Esto provoca que las células emitan una señal eléctrica por medio de un nervio del oído hasta alcanzar el cerebro.
El cerebro interpreta estas señales como sonidos. Si los cilios auditivos del oído interno se doblan o se quiebran, pueden provocar la «fuga» de impulsos eléctricos al cerebro sin motivo, lo que causa el tinnitus.

Algunas otras causas del tinnitus son otros problemas del oído, trastornos crónicos de la salud y lesiones o enfermedades que afectan los nervios del oído interno o el centro auditivo del cerebro.

En muchas personas, el tinnitus se debe a uno de los siguientes trastornos:

  • Pérdida de la audición relacionada con la edad. En muchas personas, la audición empeora con la edad, y, por lo general, esto comienza alrededor de los 60 años.
  • Exposición a ruidos fuertes. Los ruidos fuertes, como los de las maquinarias pesadas, las sierras eléctricas y las armas de fuego, son fuentes frecuentes de ruidos relacionados con la pérdida de la audición.
  • Oclusión por cerumen. El cerumen o cera protege el canal auditivo al bloquear la suciedad y retardar la proliferación de bacterias. Cuando se acumula mucho cerumen, puede ser muy difícil eliminarlo naturalmente, lo que causa pérdida de la audición o irritación de la membrana del tímpano, y esto, a su vez, puede provocar el tinnitus.
  • Cambios en la cadena de los huesecillos del oído. La rigidez de la cadena de los huesecillos del oído medio puede afectar la audición y producir el tinnitus. Este trastorno, causado por un crecimiento anormal de los huesecillos, tiende a ser hereditario.

Algunas de las causas menos frecuentes del tinnitus son las siguientes:

  • Enfermedad de Ménière. El tinnitus puede ser un indicador temprano de la enfermedad de Ménière, un trastorno del oído interno que puede causar la presión anormal del líquido ótico.
  • Trastorno de la articulación temporomandibular. Los problemas con la articulación temporomandibular, la articulación ubicada a cada lado de la cabeza delante de las orejas (donde la mandíbula se junta con el cráneo) pueden causar tinnitus.
  • Lesiones de la cabeza o lesiones del cuello. Un traumatismo de la cabeza o del cuello puede afectar el oído interno, los nervios auditivos o la función del cerebro vinculada a la audición. Por lo general, esas lesiones provocan tinnitus en un solo oído.
  • Neurinoma del acústico. Este tumor no canceroso (benigno) se genera en el nervio craneal que va desde el cerebro hasta el oído interno y que controla el equilibrio y la audición. Ese trastorno, también llamado «schwannoma vestibular», por lo general, causa tinnitus en un solo oído.
  • Disfunción de la trompa de Eustaquio. En esta enfermedad, la trompa del oído que conecta el oído medio con la parte alta de la garganta permanece expandida en todo momento, lo que puede hacer que el oído se sienta tapado. La pérdida significativa de peso, el embarazo y la radioterapia algunas veces pueden causar este tipo de disfunción.
  • Espasmos musculares en el oído interno. Los músculos del oído interno pueden ponerse tensos (espasmo), lo que causa tinnitus, pérdida de audición y sensación de taponamiento en el oído. Esto sucede algunas veces sin motivo, pero también puede ocurrir por enfermedades neurológicas, incluida esclerosis múltiple.
  • Trastornos de los vasos sanguíneos vinculados con el tinnitus
    En raras ocasiones, el tinnitus se debe a un trastorno de los vasos sanguíneos. Este tipo de tinnitus se denomina «tinnitus pulsátil».

Tinnitus

https://grupoptm.com/

Para más información: https://kerclinic.com/