El trastorno del espectro autista (TEA) es una alteración del neuro-desarrollo que comienza en los primeros años de la infancia y que dura toda la vida.

Afecta el comportamiento, interacción con otros, comunicación y aprendizaje.

Se llama “espectro” porque se refiere a una gran variedad de síntomas y de diversa severidad.

Trastorno del espectro autista (TEA)

De los varios síntomas identificables en las personas con Trastorno del espectro autista (TEA), los mas comunes son los problemas con las destrezas sociales, emocionales y de comunicación.

Existen comportamientos determinados que vuelven repetitivos, como pequeñas rutinas diarias que dificultan los cambios en sus actividades, como incorporar algo nuevo a su vida.

Muchas personas con trastorno del espectro autista tienen distintas maneras de aprender, prestar atención o reaccionar ante las cosas.

La mayoría de veces los signos comienzan durante la niñez temprana y por lo general se mantienen toda su vida.

Una persona con trastorno del espectro autista puede no señalar los objetos a pesar de querer demostrar su interés y a la vez no mirar los objetos cuando otra persona los señala.

La dificultad de alguien con trastorno del espectro autista muchas veces se agrava al relacionarse con los demás, sobre todo la empatía y comprensión de sus sentimientos y los de los demás,  no manifestando interés por otras personas, evita el contacto visual y les gusta estar solos, prefiriendo evitar el contacto físico.

En el área del lenguaje también las dificultades de las personas con trastorno del espectro autista se hacen notar, ya que pareciera que no existe la consciencia de cuando alguien les habla.

Mas si responden a otros sonidos, repiten o imitan palabras o frases que se les dicen, o bien, repiten palabras o frases en lugar del lenguaje normal.

https://grupoptm.com/

Para más información: https://kerclinic.com/