El trastorno por déficit de atención con hiperactividad o TDAH es una condición común que afecta la capacidad de enfocarse, dificulta poder quedarse quieto y pensar antes de actuar.

El principal problema de algunas personas con TDAH es la concentración, pero puede afectar otras habilidades como el control de las emociones.

El TDAH es una condición común causada por diferencias en el cerebro. Las personas con TDAH tienen dificultad para concentrarse. Algunas también son hiperactivas e impulsivas, especialmente los niños y los adolescentes.

Las personas con TDAH tienen problemas con un grupo de habilidades importantes conocidas como la función ejecutiva. Eso crea desafíos en muchas ámbitos: la escuela, el trabajo y la vida diaria. Por ejemplo, las personas con TDAH a menudo tienen dificultad para organizarse, seguir instrucciones y controlar sus emociones.

El TDAH no es cuestión de pereza o de fuerza de voluntad, ese es uno de los muchos mitos acerca de esta condición. De hecho, las personas con TDAH suelen hacer un gran esfuerzo para poner atención y controlar sus impulsos.

Durante mucho tiempo, las personas pensaban que únicamente los niños tenían TDAH, en particular los varones. Sin embargo, los estudios de investigación muestran que los adultos también tienen TDAH y que es igual de frecuente en mujeres y niñas que en hombres y niños.

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad no desaparece a medida que las personas crecen. La hiperactividad y la impulsividad suelen disminuir o desaparecer en la adolescencia o un poco más adelante, pero la dificultad para concentrarse suele continuar. Algunos son diagnosticados con TDAH después del bachillerato o en la edad adulta.

Sin importar la edad a la que se diagnostica, existen tratamientos que pueden hacer que los síntomas sean más controlables. Además existen apoyos que pueden facilitar las cosas en la escuela y en el trabajo.

Señales y síntomas del TDAH
Los principales síntomas del TDAH son falta de atención, impulsividad e hiperactividad. Las personas pueden presentarlos en diferentes grados, y no todas tienen los tres. Los síntomas pueden variar y algunos podrían desaparecer con la edad.

El estereotipo de los niños con TDAH es que se están moviendo constantemente, que son impulsivos e hiperactivos y que suelen tener problemas de conducta en la casa y en la escuela.

Las personas con TDAH tienen problemas con la función ejecutiva, que es el “sistema de gestión del cerebro”. Por ello, suelen tener dificultad con:

  • La administración del tiempo
  • Organizarse y permanecer organizados
  • Establecer prioridades
  • Planificar
  • El control de las emociones
  • Poner atención y recordar cosas
  • Cambiar el foco de atención de una cosa a otra
  • Iniciar y completar tareas
  • Pensar antes de decir o hacer algo

Unos de los síntomas del TDAH es confuso. Las personas que tienen dificultad para poner atención, a menudo son capaces de “hiperconcentrarse” en tareas o actividades que consideran interesantes.

Las señales del TDAH pueden manifestarse a cualquier edad. Pueden aparecer en niños en edad preescolar, pero en muchos se evidencian cuando aumentan las exigencias escolares. Algunos no saben que lo que tienen es TDAH hasta que están en la universidad o trabajando.

Trastorno por déficit de atención e hiperactividad

Cómo se diagnostica el TDAH

Los evaluadores utilizan varias herramientas para determinar si un niño tiene TDAH. Una de ellas es un cuestionario sobre la conducta del niño, otra es una entrevista clínica.

Estos son los profesionales que pueden diagnosticar el TDAH:

  • Médicos generales, incluyendo a los pediatras
  • Psiquiatras
  • Pediatras del desarrollo
  • Neuropsicólogos
  • Enfermeros psiquiátricos
  • Psicólogos clínicos

https://grupoptm.com/

Para más información: https://kerclinic.com/