Diagnóstico de Coronavirus por tomografía computada

tomografía covid-19

Apenas el día de ayer, la Sociedad Radiológica de Norteamérica (RSNA) publicó un artículo sobre los hallazgos por tomografía computada de tórax en pacientes del crucero “Diamond Princess” con diagnóstico de COVID-19.

Se realizó tomografía computada (TC) en 112 casos de pacientes infectados con el virus SARS-CoV-2, en los que dio positiva la prueba de laboratorio RT-PCR (reacción en cadena de la polimerasa en tiempo real), 82 de ellos (73%) estaban asintomáticos y de ellos, 44 (54%) presentaron anormalidades en la TC. En los 30 pacientes sintomáticos, 80% presentaron alteraciones en la TC.

Los enfermos tenían entre 25 y 93 años de edad, con una media de 62 años, 53% de ellos hombres y 47% mujeres, los síntomas más frecuentes fueron tos (19%) así como fiebre y fatiga, los hallazgos en la tomografía computada se registraron de acuerdo al glosario de términos de la Sociedad Fleischner.

Opacidades anormales en el parénquima pulmonar (patrón en vidrio despulido o consolidación) se encontraron en 68 (61%) de la totalidad de paciente y anormalidades de la vía aérea como bronquiectasias o engrosamiento bronquial se observaron en 30 pacientes (27%). En los pacientes sintomáticos fue más frecuente la consolidación (63%), mientras que en los pacientes asintomáticos se observó con mayor frecuencia el patrón en vidrio despulido (80%).

En cuanto a la distribución, en los pacientes asintomáticos con alteraciones en la TC estas fueron más frecuentes en la región central de los pulmones, mientras que en los pacientes sintomáticos, las alteraciones ocurrieron más en la periferia.


Las alteraciones fueron más frecuentes en pacientes sintomáticos que en asintomáticos; sin embargo, es interesante el hecho de que más de la mitad de los pacientes sin síntomas se observaran alteraciones en la tomografía computada. Los hallazgos de este estudio fueron consistentes con los reportados previamente en diferentes estudios, predominantemente realizados en China. Así mismo, son similares a los hallazgos reportados en brotes epidémicos previos como el del Síndrome Repiratorio del Medio Oriente (MERS-CoV) o el Síndrome Respíratorio Agudo Severo (SARS-CoV).

Si bien no hay un pronunciamiento oficial de las autoridades en salud internacionales para la utilización de la tomografía computada de tórax como prueba diagnóstica de primera línea, ya que hay un porcentaje de pacientes sintomáticos (20%) que no muestran alteraciones en dicho estudio, consideramos que puede llegar a tener gran relevancia en el diagnóstico oportuno de la enfermedad, especialmente en un escenario donde la disponibilidad de pruebas diagnósticas para el SARS-CoV-2 se encuentre limitada.

Ana Mendizabal:
Deja un comentario

Esta web usa cookies.