gastric sleeve surgery

¿Qué es la cirugía de manga gástrica?

La cirugía de manga gástrica también conocida como gastrectomía en manga consta de retirar gran parte del estómago (alrededor del 80%) y la porción restante se grapa o sutura y se une a la porción más cercana del esófago y duodeno formando un nuevo estómago con el fin de reducir la ingesta de calorías y poder moderar los niveles de glucosa, colesterol y triglicéridos.

Ningún otro órgano es manipulado durante este procedimiento y se lleva a cabo en un lapso de 1 a 2 horas.

Generalmente no existen riesgos durante la cirugía. El previo control nutricional y exámenes determinan la seguridad para ser recibido en la sala de operaciones.

Procedimiento

La cirugía de manga gástrica se le considera como un procedimiento mínimamente invasivo.

Esto por las incisiones diminutas necesarias para introducir el laparoscopio, aparato delgado y tubular que consta de una cámara y una lámpara para guiar la cirugía.

Además, el cirujano utiliza más herramientas para lograr la extirpación de la mayoría del estómago.

Durante la cirugía, el paciente está bajo anestesia y es monitoreado para evitar cualquier riesgo que pueda complicar su salud.

¿Cuáles son los beneficios?

Siempre y cuando el paciente se comprometa a seguir las indicaciones requeridas, se estima que durante los dos primeros años después de la cirugía pueden perderse más del 50% del exceso de peso corporal con la finalidad de lograr un mayor equilibrio peso-estatura. 

Del mismo modo, se atribuye la reducción del riesgo a padecer enfermedades potencialmente mortales.

Como las hiperlipidemias,  diabetes tipo 2, hipertensión arterial, derrame cerebral, infarto al miocardio, apnea obstructiva del sueño y enfermedades cardiacas. 

El llenado rápido (saciedad temprana) a causa del tamaño reducido del nuevo estómago conduce a la disminución del peso total del paciente durante los próximos meses.

El menor consumo de alimentos y la dieta implementada para que funcione adecuadamente la manga gástrica evitan un mayor consumo de comida.

Asimismo, la hormona grelina, capaz de regular la alimentación y peso corporal, se halla disminuida tras la intervención quirúrgica.

Siendo otro factor asociado a la reducción del consumo de alimentos en pacientes con manga gástrica.

¿Para quiénes va dirigida la cirugía de manga gástrica?

En la mayoría de los casos es necesaria la realización de una cirugía de manga gástrica en pacientes con sobrepeso y con comorbilidades pulmonares o cardíacas. 

Pacientes que tienen un índice de masa corporal (IMC) igual o mayor 35 (obesidad) y con un estilo de vida poco saludable son las más susceptibles a requerir este procedimiento de cirugía bariátrica.

El manejo consciente de la alimentación, niveles de colesterol, triglicéridos y del control de la glucosa son de relevancia clínica en los candidatos a intervención bariátrica.

Mientras se obtengan mejores resultados, los pacientes obtendrán mayores beneficios.

Es recomendable su intervención cuando una dieta estricta no funciona tras varios meses o años.

O bien cuando el consumo de medicamentos capaces de bajar el peso no logra cambios y por complicaciones que no permiten realizar ejercicio.

Recomendaciones antes de la cirugía

El médico de cabecera suele indicar al paciente una mayor responsabilidad en los alimentos consumidos hasta antes de la intervención quirúrgica.

También se restringen medicamentos que puedan perjudicar o alterar la respuesta del paciente a la anestesia y funcionamiento del estómago.

De igual forma se sugiere comenzar con actividad física para reducir los riesgos, así como beneficiar los niveles de lípidos, carbohidratos y proteínas.

¿Cuáles son los riesgos durante y después de la cirugía?

En toda cirugía se plantean los problemas durante la intervención quirúrgica, dependiendo del procedimiento y salud del paciente.

En el caso de la cirugía de manga gástrica, pueden presentarse complicaciones relacionadas con las cirugías en general y cirugía de manga gástrica.

Cirugía en general:

  • Complicaciones por anestesia: Por lo general es tolerable en la mayoría de los pacientes, aunque provoca algunos efectos secundarios, desde dolores de cabeza, náuseas, mareos, resequedad en la boca o cansancio.
  • Hemorragia: Siempre existirán hemorragias diminutas o excesivas dependiendo del área a tratar. En estos casos el manejo correctivo representa una medida fundamental para controlar el sangrado, por medio de transfusiones sanguíneas, plasma sanguíneo o líquidos para recomposición de las pérdidas sanguíneas.
  • Trombosis venosa profunda (TVP): La TVP es un problema común tras salir del quirófano, y se debe a la generación de un coágulo en la circulación venosa más común en las extremidades inferiores del cuerpo. A su vez, este problema puede originar una embolia pulmonar, un derrame cerebral o infarto al miocardio. Las mantas térmicas y medicamentos anticoagulantes son recomendados en el proceso postoperatorio.
  • Enfermedades pulmonares: Los problemas pulmonares más comunes se asocian con la embolia pulmonar y la neumonía. Ambas pueden prevenirse mientras hayan sido brindados los cuidados necesarios. Es importante el control en pacientes que padecen asma, EPOC, fibrosis quística, entre otras afecciones del pulmón.
  • Infección de la herida quirúrgica: Hay que monitorear el estado del estómago renovado, verificar resistencia de grapas o suturas y mantener estéril el área que lo rodea.

Los principales puntos de interés en la cirugía de manga gástrica son:

  • Estenosis: Ocurre en casos extremos donde el estómago provoca una constricción parcial o total, deteniendo el tránsito gastrointestinal.
  • Elevación de acidez estomacal: La elevación depende de los alimentos restringidos una vez hecha la operación, alimentos picantes o ácidos se asocian a mayor acidez estomacal.
  • Fugas gástricas: Dependiendo de la resistencia de las suturas o grapas, podrá evitarse o producirse una fuga del ácido gástrico, debe monitorearse al paciente.
  • Deficiencia de vitaminas y minerales: Parte del estómago resecado es necesario para la absorción de ambos compuestos, por lo que el paciente se verá obligado a tomar suplementos vitamínicos por tiempo indefinido hasta recuperar la función normal del estómago.
  • Aumento de peso o desnutrición: Es fundamental que el paciente tenga un estilo de vida saludable tras la cirugía, de lo contrario no tendrá los resultados esperados.

Es necesario seguir las indicaciones del médico de cabecera con el fin de reducir el riesgo de ocasionar cualquiera de estos problemas.

Mientras las instrucciones estén llevándose al pie de la letra es posible evitar cualquier efecto adverso que pueda manifestarse.

¿Existen otras alternativas?

Como bien se explicó anteriormente, la cirugía de manga gástrica es el recurso al que se acude cuando las dietas normales, el ejercicio o medicamentos reductores de tallas no funcionan como se esperaba.

La cirugía de bypass gástrico también forma parte de las variantes de cirugías bariátricas.

Consta de separar la zona más cercana al esófago del resto del estómago y uniéndose con la primera porción del intestino delgado. 

La bolsa estomacal más pequeña se utiliza principalmente para el transporte del bolo alimenticio por el tracto gastrointestinal, mientras que la más grande es necesaria para la formación del jugo gástrico y enzimas digestivas.

No obstante, el bypass gástrico es una intervención más tediosa de concretar por su compleja realización y seguridad.

Existe otro método quirúrgico útil para bajar de peso, esta es la cirugía de banda gástrica.

Funciona por medio de una banda de silicona que disminuye la velocidad en el paso de los alimentos generando una saciedad temprana sin afectar al estómago.

¿Qué esperar tras la cirugía?

En general las cirugías bariátricas son eficaces para reducir los niveles de colesterol tras concretar la operación.

Dicha disminución de colesterol es independiente de la reducción de peso y de la acción de la insulina frente a la glucosa.

Se enfoca en obtener el control del peso corporal disminuyendo tallas para mejorar la salud por medio de una dieta controlada y con actividad física constante.

Considerar los siguientes puntos:

  • Durante el primer mes posterior a la cirugía deben consumirse alimentos ricos en proteínas, alimentos en puré y blandos. 
  • Masticar adecuadamente cada porción de alimento consumido, por lo menos mascar 20-30 veces al ingerir comidas.
  • Hacer pausas para hidratarse y evitar mezclar los alimentos con las bebidas, de lo contrario podrá generar mayor saciedad.
  • Restringir alimentos procesados con alto contenido de calorías.
  • Mantener una ingesta equilibrada de suplementos de vitaminas y minerales.
  • Realizar caminatas y ejercicio aeróbico por al menos 30 minutos al día.

En Grupo PACS y Teleradiología de México reconocemos la importancia que tiene este procedimiento para mejorar la salud de los pacientes que la requieren.

Por la misma razón, es vital acudir con nuestro médico de cabecera cuando existan riesgos y antecedentes que respalden la necesidad de ser intervenido inmediatamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Como te podemos ayudar?