Embarazo anembrionario: 5 cosas que debes saber

embarazo anembrionario
embarazo anembrionario

El embarazo es un momento emocionante para cualquier mujer, pero también puede ser una época de preocupación y ansiedad. Desafortunadamente, algunos embarazos no resultan como se esperaba y pueden presentarse complicaciones. Uno de estos casos es el embarazo anembrionario, en el cual el saco gestacional se forma, pero el embrión no se desarrolla. En este artículo, exploraremos en detalle qué es, sus causas, síntomas y cómo se diagnostica y trata.

1. Embarazo anembrionario: la decepción de un resultado falso positivo

El embarazo anembrionario, también conocido como saco gestacional vacío, es una complicación temprana del embarazo en la cual el embrión no se desarrolla adecuadamente y no se forma ningún tejido fetal. A pesar de que el óvulo ha sido fecundado, el embrión no se forma y el desarrollo del saco gestacional está vacío.

Esto puede ser una gran decepción para las mujeres que están esperando un bebé, ya que los síntomas del embarazo pueden estar presentes, como la falta de menstruación, náuseas, vómitos, fatiga y dolor en los senos.

Este tipo de embarazo resulta ser un resultado falso positivo del embarazo, ya que la prueba de embarazo puede ser positiva debido a la presencia de la hormona hCG (gonadotropina coriónica humana) en la orina o en la sangre.

La hCG se produce después de la fecundación y se libera en el cuerpo para ayudar a mantener el embarazo. Sin embargo, en este caso, la producción de hCG continúa, lo que puede causar una prueba de embarazo positiva y hacer que la mujer crea que está embarazada.

Aunque esta anormalidad no puede prevenirse, hay algunos factores de riesgo que pueden aumentar las posibilidades de que ocurra, como ser mayor de 35 años, tener antecedentes de abortos espontáneos o problemas de fertilidad, y fumar.

2. Síntomas del embarazo anembrionario: ¿Cómo saber si lo estás experimentando?

El embarazo anembrionario a menudo se diagnostica cuando la mujer se somete a una ecografía de rutina para confirmar el embarazo. Sin embargo, en algunos casos, puede haber algunos síntomas que indiquen su presencia. Algunos de estos incluyen:

  • Ausencia de latido cardíaco fetal: El latido cardíaco fetal es un signo importante de que el embrión está desarrollándose adecuadamente. En un embarazo anembrionario, no hay latido cardíaco fetal ya que el embrión no se ha formado.
  • Ausencia de crecimiento fetal: En una ecografía, el médico puede medir el tamaño del saco gestacional y compararlo con las semanas de embarazo de la mujer. Si el saco gestacional no está creciendo adecuadamente, esto puede ser un signo de un embarazo anembrionario.
  • Niveles de hCG bajos: Aunque los niveles de hCG suelen ser altos en las primeras semanas de embarazo, si los niveles no están aumentandos adecuadamente, esto puede ser un signo de un embarazo anembrionario.
  • Ausencia de síntomas de embarazo: Aunque no es siempre el caso, algunas mujeres con embarazo anembrionario pueden no experimentar los síntomas típicos de embarazo, como náuseas, vómitos y fatiga.
embarazo anembrionario

3. ¿Por qué ocurre el embarazo anembrionario?

El embarazo anembrionario puede ocurrir por varias razones, algunas de las cuales incluyen:

  • Problemas cromosómicos: Los problemas cromosómicos son una causa común de embarazo anembrionario. Esto ocurre cuando el óvulo o el espermatozoide tienen un número anormal de cromosomas, lo que puede impedir que el embrión se desarrolle adecuadamente.
  • Trastornos hormonales: Los trastornos hormonales también pueden contribuir. Por ejemplo, la falta de progesterona, una hormona que ayuda a mantener el embarazo, puede impedir el desarrollo adecuado del embrión.
  • Factores de estilo de vida: Algunos factores de estilo de vida pueden aumentar el riesgo de embarazo anembrionario. Fumar, consumir alcohol y drogas ilegales durante el embarazo pueden interferir con el desarrollo del embrión y aumentar las posibilidades de este tipo de embarazo.
  • Enfermedades infecciosas: Las enfermedades infecciosas también pueden ser una causa. Las infecciones como la rubéola, la toxoplasmosis y la listeriosis pueden interferir con el desarrollo adecuado del embrión.
  • Problemas uterinos: Los problemas uterinos, como los miomas uterinos y los pólipos. Estos problemas pueden impedir que el embrión se implante adecuadamente en el útero o impedir su desarrollo adecuado.

4. Diagnóstico del embarazo anembrionario: ¿Cómo se detecta?

El diagnóstico del embarazo anembrionario se realiza mediante una ecografía prenatal. Durante la ecografía, se examina el saco gestacional para detectar la presencia de un embrión y se mide su tamaño. Si no se detecta un embrión y el saco gestacional no está creciendo adecuadamente, esto puede ser un signo característico.

Si se sospecha un embarazo anembrionario, el médico puede recomendar una segunda ecografía después de unos días o semanas para confirmar el diagnóstico. Además de la ecografía, el médico también puede realizar un análisis de sangre para medir los niveles de hCG en la sangre de la mujer.

embarazo anembrionario

5. ¿Cómo se trata el embarazo anembrionario? Opciones y recomendaciones

El tratamiento del embarazo anembrionario varía según cada caso individual. En algunos casos, el cuerpo expulsa naturalmente el saco gestacional vacío, lo que se conoce como aborto espontáneo. En otros casos, puede ser necesario un procedimiento médico para eliminar el saco gestacional. Algunas de las opciones de tratamiento incluyen:

Esperar a que el cuerpo expulse el saco gestacional de forma natural

En algunos casos, el cuerpo puede expulsar naturalmente el saco gestacional vacío. Esto se conoce como aborto espontáneo y puede ocurrir dentro de las primeras semanas de embarazo.

Procedimiento médico

En algunos casos, puede ser necesario un procedimiento médico para eliminar el saco gestacional. Las opciones de tratamiento incluyen dilatación y curetaje o medicamentos para inducir el aborto.

Es importante señalar que, en la mayoría de los casos, el cuerpo de la mujer se recupera por sí solo después de un aborto espontáneo. Sin embargo, puede llevar varias semanas o incluso meses para que el cuerpo se recupere completamente.

En el caso de un procedimiento médico para eliminar el saco gestacional, resulta vital que la mujer reciba atención médica adecuada antes, durante y después del procedimiento. Posterior al procedimiento, es posible que se presenten algunos efectos secundarios, como dolor abdominal, calambres y sangrado vaginal. Es importante que la mujer siga las recomendaciones del médico para asegurar una recuperación adecuada.

Embarazo anembrionario como problema emocional en muchas mujeres

En conclusión, el embarazo anembrionario es una complicación que puede presentarse durante el embarazo y que puede generar preocupación y ansiedad en las mujeres que lo experimentan. Es importante conocer sus causas, síntomas y cómo se diagnostica y trata para poder tomar las medidas adecuadas.

Además, es fundamental brindar apoyo emocional a las mujeres que pasan por esta situación y recordar que no están solas. Al estar informadas y contar con el apoyo necesario, las mujeres pueden enfrentar esta difícil situación con mayor fortaleza y esperanza.

Fuente:

https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/pregnancy-loss-miscarriage/expert-answers/blighted-ovum/faq-20057783

https://www.sanitas.es/sanitas/seguros/es/particulares/biblioteca-de-salud/embarazo-maternidad/mi-embarazo/embarazo-anembrionario.html

CONTENIDO

Más artículos que te pueden interesar
Historia de la Teleradiología
Telemedicina
Historia de la Teleradiología

Historia de la Teleradiología: La Evolución de la Imagenología a Distancia La Historia de la Teleradiología nos transporta a un viaje fascinante a través del

Leer más »
Teleradiologia en el mundo actual
Uncategorized
Teleradiologia en el mundo actual

Teleradiología en el Mundo Actual: Transformando la Prestación de Servicios de Imagenología Médica La Teleradiología en el mundo actual se ha convertido en un componente

Leer más »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *