La verdad detrás de la cirugía umbilical: 7 mitos desmentidos

cirugia umbilical

La cirugía umbilical es un procedimiento quirúrgico común que se utiliza para reparar una hernia umbilical. Generalmente, es muy seguro y efectivo, pero existen algunos mitos que pueden hacer que las personas se sientan ansiosas o confundidas antes de someterse a esta cirugía. En este artículo, analizamos siete de los mitos más comunes sobre este procedimiento para ayudar a los pacientes a tomar las mejores decisiones para su salud y bienestar.

 Antes de abordar el tema, es importante conocer algunos conceptos básicos:  

¿Qué es una hernia umbilical?

La hernia umbilical ocurre cuando una porción del intestino o del tejido graso sobresale a través de un agujero en la pared abdominal cerca del ombligo. Es más común en bebés y en personas mayores, pero cualquier persona puede desarrollar una hernia umbilical.

¿Por qué aparecen las hernias umbilicales?

Pueden aparecer debido a varios factores. Aquí te mencionamos los más frecuentes:

  1. Desarrollo fetal: Durante el desarrollo fetal, se forma una pequeña abertura en los músculos abdominales cerca del ombligo. Si esta abertura no se cierra completamente después del nacimiento, puede crear un punto débil en la pared abdominal, aumentando el riesgo de aparición.
  2. Presión abdominal: En los adultos, la presión abdominal excesiva puede contribuir al desarrollo de hernias umbilicales. Algunas causas de aumento de la presión abdominal incluyen el embarazo, la obesidad, el estreñimiento crónico, la tos crónica y levantar objetos pesados de manera incorrecta.
  3. Esfuerzo físico intenso: Realizar esfuerzos físicos intensos sin el cuidado adecuado puede aumentar la presión intraabdominal y ejercer tensión en la pared abdominal, lo que puede llevar al desarrollo de una hernia umbilical.
  4. Inadecuado cierre del orificio umbilical: En algunos casos, el orificio umbilical no se cierra adecuadamente después del nacimiento y puede persistir hasta la edad adulta. Esto puede aumentar el riesgo de desarrollar una hernia.
  5. Factores genéticos: Algunas personas pueden ser más propensas a desarrollar la afección debido a sus genes. Si tiene antecedentes familiares de hernias umbilicales, es posible que tenga un mayor riesgo de desarrollar una.

Complicaciones de una hernia umbilical no tratada

Si una hernia umbilical no se trata, puede presentar varias complicaciones. Estas pueden incluir:

  • Estrangulamiento: ocurre cuando el intestino se queda atrapado en el orificio de la pared abdominal. La estrangulación es una emergencia médica que requiere atención inmediata, ya que puede provocar la muerte del tejido y, en casos graves, infección y sepsis.
  • Infección: Si una hernia umbilical se vuelve estrangulada o si se produce una ruptura en la piel sobre la hernia, puede haber un mayor riesgo de infección. Esto puede manifestarse como enrojecimiento, calor, hinchazón y dolor en el área de la hernia.
  • Complicaciones digestivas: En casos raros, puede causar obstrucción intestinal. Esto sucede cuando una porción del intestino queda atrapada en el saco herniario y bloquea el paso de los alimentos y los líquidos a través de él.

Si sospecha que tiene una hernia umbilical, es importante que consulte a un médico para que lo diagnostique y determine si es un candidato para cirugía. 

cirugia umbilical

¿Qué es la cirugía umbilical?

Es un procedimiento quirúrgico que se utiliza para tratar la hernia umbilical. El cirujano hace un corte pequeño en el área del ombligo, el tejido afectado por la hernia se regresa a la cavidad abdominal y la pared abdominal se cierra con suturas. La cirugía umbilical se puede realizar mediante cirugía abierta o laparoscópica

Mito 1: Es muy dolorosa

Generalmente, se realiza bajo anestesia local, lo que significa que el paciente está despierto, pero no siente dolor durante el procedimiento. Si pueden experimentar algo de dolor después de la cirugía, sin embargo, la mayoría de las personas informan que el dolor es manejable y se puede controlar con medicamentos recetados por el médico. Además, los avances en la anestesia y la técnica quirúrgica han hecho que la cirugía umbilical sea menos dolorosa que en el pasado.

Mito 2: Es peligrosa

La cirugía umbilical es un procedimiento seguro, pero como cualquier procedimiento quirúrgico, existen algunos riesgos asociados con ella. Los riesgos incluyen infección, sangrado y complicaciones de la anestesia. Los pacientes deben debatir los riesgos y beneficios de la cirugía con su médico antes de tomar una decisión.

Mito 3: Requiere una larga recuperación

Este es otro mito muy común. Si bien el tiempo de recuperación varía de un paciente a otro, la mayoría de las personas pueden volver a sus actividades normales en unas pocas semanas después de la cirugía. Es importante seguir las instrucciones de su médico y evitar levantar objetos pesados o hacer ejercicio extenuante durante un período de tiempo determinado.

Mito 4: Deja una gran cicatriz

Toda intervención quirúrgica deja una cicatriz. En el caso de la cirugía umbilical, es pequeña y discreta. Además, los avances en la técnica quirúrgica han hecho que estas sean menos notables que en el pasado y tienden a desaparecer con el tiempo.

cirugia umbilical

Mito 5: Es solo para personas mayores

Otro mito muy común sobre la cirugía umbilical es que es solo para personas mayores. Es cierto que la aparición de hernia umbilical es más frecuente en adultos maduros, sin embargo, cualquier persona puede desarrollar una y requerir cirugía. Los pacientes deben discutir sus opciones de tratamiento con su médico si sospechan que tienen una hernia umbilical.

Mito 6: Es muy costosa

El costo de la cirugía umbilical varía según la ubicación geográfica, el proveedor de atención médica y el tipo de cobertura de seguro que tenga. Sin embargo, en general, es un procedimiento relativamente asequible.

Mito 7: La cirugía umbilical no es necesaria

El último mito común sobre la cirugía umbilical es que no es necesaria. Es importante aclarar que no todas las hernias umbilicales requieren cirugía. Si la hernia es pequeña y no causa molestias, puede que no necesite tratamiento. Sin embargo, si es grande o presenta alguno de los siguientes síntomas, posiblemente requiera una intervención para tratarla.

  1. Un bulto en el ombligo.
  2. Dolor en el ombligo.
  3. Inflamación en el ombligo.
  4. Náuseas o vómitos.
  5. Estreñimiento.

Si es tu caso, discute las opciones de tratamiento con un especialista. 

La cirugía umbilical es un procedimiento quirúrgico efectivo y seguro, que se emplea para tratar la hernia umbilical. Si presenta esta condición y está considerando someterte a una intervención, es importante que comprenda los riesgos y beneficios. Consulte con su médico las opciones de tratamiento disponibles para usted y de esta forma podrá tomar una decisión informada y prepararte adecuadamente en caso de que requiera una operación.

Fuentes:

  1. https://www.mayoclinic.org/es/diseases-conditions/umbilical-hernia/symptoms-causes/syc-20378685
  2. https://drluisgarcia.com/mitos-y-realidades-sobre-las-hernias/
  3. https://www.medicalnewstoday.com/articles/es/hernia-umbilical

Blink: cirugiabariatrica.app
Blink: benetampico.cirugiacardiovascular.com.mx

CONTENIDO

Más artículos que te pueden interesar
Historia de la Teleradiología
Telemedicina
Historia de la Teleradiología

Historia de la Teleradiología: La Evolución de la Imagenología a Distancia La Historia de la Teleradiología nos transporta a un viaje fascinante a través del

Leer más »
Teleradiologia en el mundo actual
Uncategorized
Teleradiologia en el mundo actual

Teleradiología en el Mundo Actual: Transformando la Prestación de Servicios de Imagenología Médica La Teleradiología en el mundo actual se ha convertido en un componente

Leer más »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *