Parto con episiotomía: ¿salvación o tortura para las madres?

parto con episiotomía

El parto con episiotomía es una intervención quirúrgica que se realiza durante el parto para ampliar la abertura vaginal y facilitar la salida del bebé. Aunque esta práctica ha sido común en muchos países, su uso ha disminuido en los últimos años debido a los riesgos y efectos secundarios que puede causar. En este artículo, exploraremos en detalle qué es la episiotomía, cuándo se realiza, sus riesgos y beneficios, y alternativas para evitarla durante el parto.

parto con episiotomía

¿Qué es el parto con episiotomía?

El parto con episiotomía es una técnica quirúrgica que consiste en realizar un corte en el perineo de la mujer durante el parto, con el objetivo de ampliar la abertura vaginal y facilitar la salida del bebé. Esta práctica se ha utilizado durante décadas como una medida para prevenir desgarros y reducir el riesgo de incontinencia y otros problemas relacionados con la musculatura del suelo pélvico. Sin embargo, en los últimos años ha surgido un debate acerca de la necesidad real de realizar parto con episiotomía y si su uso indiscriminado puede tener consecuencias negativas para la salud de la madre.

¿Por qué se realiza?

En algunos casos, el parto con episiotomía puede ser necesario para evitar complicaciones, como en el caso de un parto instrumentalizado con fórceps o ventosa, en el que es necesario ampliar la abertura vaginal para facilitar la salida del bebé. También puede ser necesaria en casos de emergencia, como cuando el bebé se encuentra en sufrimiento fetal y es necesario acelerar el parto para evitar daños permanentes.

Sin embargo, muchas veces, la episiotomía se realiza de manera rutinaria, sin que exista una indicación médica clara para ello. En estos casos, se ha demostrado que el uso indiscriminado de la episiotomía puede tener consecuencias negativas para la salud de la madre, como un mayor riesgo de desgarros, dolor postparto, incontinencia y disfunciones sexuales.

Mitos y verdades sobre el parto con episiotomía

A pesar de que la episiotomía ha sido considerada durante mucho tiempo como una práctica beneficiosa para las mujeres durante el parto, en realidad existen muchos mitos y verdades que rodean a esta técnica quirúrgica. Algunos de los mitos más comunes son:

  • La episiotomía es necesaria para prevenir desgarros: En realidad, la episiotomía puede aumentar el riesgo de desgarros y otros problemas relacionados con la musculatura del suelo pélvico. En muchos casos, es posible evitar el parto con episiotomía mediante técnicas de masaje perineal, posiciones de parto adecuadas, y una atención cuidadosa durante el proceso del parto.
  • La episiotomía es necesaria para reducir el dolor postparto: En realidad, el parto con episiotomía puede aumentar el dolor postparto y prolongar la recuperación de la mujer. Es posible reducir el dolor postparto mediante técnicas de masaje perineal, analgesia epidural y otros métodos no invasivos.
  • La episiotomía es necesaria para prevenir la incontinencia urinaria: En realidad, el parto con episiotomía puede aumentar el riesgo de incontinencia urinaria y otros problemas relacionados con la musculatura del suelo pélvico. Es posible prevenir y tratar la incontinencia urinaria mediante ejercicios de Kegel y otros métodos no invasivos.
parto con episiotomía

Alternativas al parto con episiotomía: ¿es posible evitarla?

Existen varias alternativas al parto con episiotomía que pueden ayudar a evitar desgarros y reducir el dolor postparto. Algunas de estas alternativas son:

  • Masaje perineal: El masaje perineal consiste en masajear la zona del perineo durante las semanas previas al parto para aumentar la elasticidad de los tejidos y reducir el riesgo de desgarros durante el parto.
  • Posiciones de parto adecuadas: Las posiciones de parto adecuadas, como la posición vertical o de cuclillas, pueden ayudar a reducir la presión en el perineo y facilitar la salida del bebé sin necesidad de realizar una episiotomía.
  • Episiotomía selectiva: La episiotomía selectiva consiste en realizar la episiotomía solo en casos en los que hay una indicación médica clara para ello, como en el caso de un parto instrumentalizado o una emergencia obstétrica.
  • Parto en agua: El parto en agua puede ayudar a reducir el dolor y la presión en el perineo, y puede reducir la necesidad de realizar una episiotomía.
  • Técnicas de respiración y relajación: Las técnicas de respiración y relajación pueden ayudar a reducir la presión en el perineo y facilitar la salida del bebé sin necesidad de realizar una episiotomía.

¿Cómo afecta la episiotomía a la recuperación postparto de la madre?

La episiotomía es una técnica quirúrgica que puede tener consecuencias negativas para la recuperación postparto de la madre. Algunas de estas consecuencias son:

  • Dolor postparto: La episiotomía puede aumentar el dolor postparto y prolongar la recuperación de la mujer. Además, el corte en el perineo puede causar molestias al sentarse, caminar y realizar otras actividades cotidianas.
  • Infecciones: La episiotomía aumenta el riesgo de infecciones en la zona del perineo, especialmente si no se realiza una adecuada higiene después del parto.
  • Disfunciones sexuales: La episiotomía puede causar disfunciones sexuales, como dolor durante las relaciones sexuales y disminución del deseo sexual.
  • Incontinencia urinaria: La episiotomía puede aumentar el riesgo de incontinencia urinaria y otros problemas relacionados con la musculatura del suelo pélvico.

Resulta fundamental que las mujeres estén informadas acerca de las posibles consecuencias de la episiotomía y tengan la oportunidad de discutir con su profesional de la salud la necesidad real de realizar esta técnica durante el parto. En muchos casos, es posible evitar la episiotomía mediante técnicas de masaje perineal, posiciones de parto adecuadas, y una atención cuidadosa durante el proceso del parto.

parto con episiotomía

¿Es recomendable el parto con episiotomía?

El parto con episiotomía es una intervención quirúrgica que puede ser necesaria en algunos casos durante el parto para evitar complicaciones graves. Sin embargo, su uso debe ser cuidadosamente considerado debido a los riesgos y efectos secundarios que puede causar.

Es importante que las mujeres estén informadas acerca de las posibles consecuencias de la episiotomía y tengan la oportunidad de discutir con su profesional de la salud la necesidad real de realizar esta técnica durante el parto. En muchos casos, es posible evitar la episiotomía mediante técnicas de masaje perineal, posiciones de parto adecuadas, y una atención cuidadosa durante el proceso del parto.

Fuente:

CONTENIDO

Más artículos que te pueden interesar
Historia de la Teleradiología
Telemedicina
Historia de la Teleradiología

Historia de la Teleradiología: La Evolución de la Imagenología a Distancia La Historia de la Teleradiología nos transporta a un viaje fascinante a través del

Leer más »
Teleradiologia en el mundo actual
Uncategorized
Teleradiologia en el mundo actual

Teleradiología en el Mundo Actual: Transformando la Prestación de Servicios de Imagenología Médica La Teleradiología en el mundo actual se ha convertido en un componente

Leer más »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *