Urología Reconstructiva: la especialidad que ayuda a restaurar la calidad de vida

Urología Reconstructiva
Urología Reconstructiva

Los procedimientos de urología reconstructiva son altamente especializados y requieren la experiencia de un equipo multidisciplinario. Estos pueden ser urólogos, cirujanos plásticos y ginecólogos, entre otros. En esta ocasión te hablaremos un poco sobre esta rama de la medicina, trastornos que requieren de la misma y mucho más.

Trastornos que requieren de urología reconstructiva

Estenosis uretral

Esta afección se produce cuando la uretra, el tubo que transporta la orina desde la vejiga hacia afuera del cuerpo, se estrecha o se bloquea por completo. La cirugía o urología reconstructiva puede ser necesaria para ampliar la uretra y restaurar el flujo normal de orina.

Incontinencia urinaria

La incontinencia urinaria se produce cuando una persona pierde o expulsa involuntariamente orina. La cirugía reconstructiva puede ayudar a fortalecer los músculos del suelo pélvico y mejorar  así el control de la vejiga.

Reflujo vesicoureteral

Cáncer urológico

En algunos tipos de cáncer urológico, como el cáncer de vejiga o el cáncer de próstata, la cirugía reconstructiva en urología puede ser necesaria para extirpar el tumor y reconstruir los tejidos afectados.

Trauma urológico

El trauma urológico se refiere a cualquier lesión en el sistema urinario, que incluye los riñones, la vejiga, la uretra y los genitales. Estas lesiones pueden ser causadas por accidentes automovilísticos, caídas, lesiones deportivas, violencia y otros tipos de trauma. En estos casos puede ser necesaria la urología reconstructiva para reparar los tejidos dañados

Anomalías congénitas

Algunas personas nacen con anomalías en el sistema urinario, como la falta de un riñón o la presencia de una vejiga ectópica. En estos casos también es necesaria la cirugía reconstructiva en urología para corregir dichas anomalías y restaurar la función normal del sistema urinario del paciente.

Técnicas y procedimientos utilizados en la urología reconstructiva

Cirugía laparoscópica

La cirugía laparoscópica es un procedimiento quirúrgico mínimamente invasivo que utiliza pequeñas incisiones en el abdomen para acceder al sistema urinario. Se utiliza para tratar afecciones como la estenosis uretral, el reflujo vesicoureteral y la obstrucción de los uréteres.

Cirugía robótica

Otra de las técnicas y procedimientos quirúrgicos dentro de la urología reconstructiva que se ha popularizado, es la cirugía robótica. Es un tipo de cirugía mínimamente invasiva que utiliza un robot controlado por un cirujano para realizar la operación. Se utiliza para tratar enfermedades como el cáncer de próstata y la estenosis uretral.

Cirugía abierta

La cirugía abierta es de las más antiguas en la urología reconstructiva. Implica hacer una incisión más grande en el área afectada para acceder al sistema urinario. Se utiliza para tratar afecciones como el cáncer de vejiga y el trauma urológico.

Cirugía de reconstrucción uretral

Se utiliza para tratar la estenosis uretral, una condición en la que la uretra se estrecha o se bloquea. Los procedimientos incluyen la uretroplastia, que utiliza tejido del propio paciente para reconstruir la uretra, y la colocación de stents uretrales para mantener la uretra abierta.

Cirugía de reconstrucción de la vejiga

La cirugía de reconstrucción de la vejiga es usada para reparar la vejiga después de una lesión o para tratar afecciones como la incontinencia urinaria. Los procedimientos incluyen la cistoplastia, que implica la reconstrucción de la vejiga utilizando tejido del propio paciente. También la colocación de dispositivos como esfínteres artificiales para mejorar el control de la vejiga.

Cirugía de reconstrucción genital

En urología reconstructiva, esta cirugía se utiliza para tratar afecciones como la hipospadias.  Esta es una condición en la que la abertura de la uretra se encuentra en una posición anormal en el pene. Los procedimientos incluyen la reparación del pene curvado (enfermedad de Peyronie) y la reconstrucción del escroto.

Urología Reconstructiva

Ureteroneocistostomía

Esta técnica quirúrgica en la urología reconstructiva, es aplicada para reconstruir la vía urinaria en pacientes que han sufrido daño en los uréteres o en la vejiga. Esta cirugía se realiza para restablecer el flujo normal de la orina desde los riñones hasta la vejiga. El tiempo de recuperación después de una ureteroneocistostomía varía según la complejidad del procedimiento y la salud general del paciente.

Implante de prótesis de pene

Es una opción de tratamiento para la disfunción eréctil en hombres que no responden a otros tratamientos. Se trata de un dispositivo médico que se implanta quirúrgicamente en el pene para ayudar a los hombres a lograr y mantener una erección.

Hay dos tipos principales de prótesis de pene, las inflables y las maleables. Las prótesis inflables son las más comunes y tienen dos cilindros que se implantan en los cuerpos cavernosos del pene y un depósito de líquido que se coloca en el abdomen. Las prótesis maleables, por otro lado, son más simples y tienen varillas que se implantan en los cuerpos cavernosos del pene y se pueden doblar en una posición erecta.

Cuidados postoperatorios y recuperación en la urología reconstructiva

Descanso

Es importante descansar lo suficiente después de la cirugía para permitir que el cuerpo se recupere. Se recomienda evitar actividades físicas intensas durante varias semanas después de la cirugía.

Medicamentos

El médico puede recetar analgésicos para controlar el dolor después de la cirugía. También pueden recetar antibióticos para prevenir posibles infecciones. Es muy importante cumplir con estas indicaciones al pie de la letra, ya que de esto también dependerá el éxito de la operación.

Cambios en la dieta

Es posible que el médico recomiende cambios en la dieta para ayudar en la recuperación. Esto puede incluir beber más líquidos y evitar alimentos que provoquen malestar estomacal.

Cuidado de heridas

Si se colocó una sonda o un catéter durante la cirugía, es importante cuidar adecuadamente la herida y mantenerla limpia. Esto puede incluir cambiar regularmente los apósitos y evitar que la herida se moje.

Seguimiento médico

Es de vital importancia programar una cita de seguimiento con el médico para asegurarse de que la recuperación está progresando correctamente. También para evitar posibles complicaciones. 

Ejercicios de Kegel

En algunas cirugías urológicas reconstructivas, se puede recomendar hacer ejercicios de Kegel. Esto ayuda a fortalecer los músculos del suelo pélvico, acelerando la recuperación.

Urología Reconstructiva

Evitar el estreñimiento

Después de la cirugía en urología reconstructiva, algunos pacientes pueden experimentar estreñimiento. Esto es por los cambios en la dieta y a la falta de actividad física. Es importante evitar el estreñimiento y, si es necesario, tomar medidas para prevenirlo, aumentar la ingesta de fibra y beber más líquidos.

En la urología reconstructiva hay una gran cantidad de procedimientos y trastornos que requieren de la misma. Si deseas conocer más sobre este y otros temas de la salud, en nuestro blog podrás hallar toda la información necesaria.

FUENTES:

CONTENIDO

Más artículos que te pueden interesar
Historia de la Teleradiología
Telemedicina
Historia de la Teleradiología

Historia de la Teleradiología: La Evolución de la Imagenología a Distancia La Historia de la Teleradiología nos transporta a un viaje fascinante a través del

Leer más »
Teleradiologia en el mundo actual
Uncategorized
Teleradiologia en el mundo actual

Teleradiología en el Mundo Actual: Transformando la Prestación de Servicios de Imagenología Médica La Teleradiología en el mundo actual se ha convertido en un componente

Leer más »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *