medicaments-against-coronavirus
 
Pareciera que por fin se ve la luz al final del túnel relacionado con los fármacos en estudio para combatir la COVID-19 tras más de un año desde que se confirmó el brote de una nueva variante del coronavirus y próximos a cumplir en marzo los 12 meses de confinamiento en la república Mexicana.
 

Durante todo 2020, fue y sigue siendo indispensable la elaboración de un tratamiento para combatir la COVID-19, aunado a esto, se impusieron los métodos de prevención como la sana distancia y el actual estudio y elaboración de distintas vacunas para fortalecer al organismo contra la cepa del virus.

Hasta ahora no ha sido posible dar con el fármaco capaz de combatir al virus tal y como lo hacen otros medicamentos contra infecciones virales específicas, a pesar de esto, se están llevando a cabo amplios estudios en medicamentos con el fin de observar su eficacia frente a la infección por coronavirus.

Importancia del tratamiento médico

Es imprescindible tratar a los pacientes que cursan tanto por procesos agudos como graves de la enfermedad.

Por ahora se están llevando a cabo diversos exámenes que se limitan a probar la funcionalidad de los medicamentos frente a esta variante del coronavirus, utilizándolos en un amplio rango de edades y también en personas con y sin comorbilidades.

Al igual que con otras enfermedades, el tratamiento médico permite controlar de manera efectiva los desórdenes que se manifiestan en el organismo del sujeto afectado, por lo tanto, dar con el tratamiento que pueda detener el desorden ocasionado por la COVID-19 es esencial. 

Un gran ejemplo son las cefalosporinas, medicamentos utilizados ampliamente contra bacterias específicas como la S. pneumoniae, H. influenzae, N. gonorrhoeae (causante de la gonorrea), E. coli, entre muchos otros más.

Otro ejemplo son los medicamentos que necesitan las personas diagnosticadas con diabetes mellitus 2, donde los antihiperglucemiantes orales son de elección para reducir los niveles altos de glucosa, en ciertos casos es necesario un tratamiento por medio de insulina inyectada, sin embargo es más importante en casos de diabetes mellitus 1.

Fármacos en estudio con gran desempeño

En anteriores artículos hemos mencionado otros fármacos que se relacionaron como métodos terapéuticos ante el actual coronavirus, este es el caso de “El uso de ivermectina como tratamiento y profilaxis contra la COVID-19” y “Molnupiravir: novedoso antiviral que puede hacerle frente a la COVID-19”, la ivermectina no está aprobada para su uso y el molnupiravir sigue siendo estudiado, aunque hasta ahora ha tenido un desempeño aceptable.

Entre los fármacos más sobresalientes estudiados por el momento, se encuentra el tocilizumab del grupo de los inhibidores de las citocinas, dicho fármaco está aprobado para su uso frente a la artritis reumatoide. Su actividad en el organismo permite inhibir la interleucina (IL) 6, una citocina que provoca la activación de las defensas celulares de modo que es normal observar en procesos infecciosos, pero en el caso de la COVID-19 se encuentra elevada a niveles perjudiciales, por lo que se relaciona directamente con el grado de afectación del paciente.

El favipiravir es un antiviral experimental utilizado contra diferentes virus, entre esos el coronavirus, los estudios actuales mencionan que tiene una potente actividad antiviral frente al SARS-CoV-2, ya que tiene la capacidad de inhibir a la parte del coronavirus que permite la restitución del ARN en las células del organismo (factor que origina la infección en el huésped) y a esto se suma que las dosis administradas son seguras para el organismo, lo que lo hace un fuerte candidato para poder contrarrestar la COVID-19.

Otro fármaco que está en investigación es el oleandrín, este fármaco es elaborado a partir de la planta adelfa nerium y sus propiedades farmacológicas inhiben la replicación del virus hasta 3 mil veces, siempre y cuando se administre al principio y en al final del proceso infeccioso del coronavirus.

Fármacos aprobados por la FDA para tratar la infección por COVID-19

Existen solamente 3 fármacos que en su momento estuvieron en estudios pero ahoran han sido aprobados para utilizarse en pacientes infectados por COVID-19: el remdesivir, bamlanivimab y etesemivab, los últimos 2 deben ser combinados.

El remdesivir es el primer fármaco en ser aprobado por la FDA para la COVID-19. Aunque fue diseñado principalmente para la hepatitis C, su función impide la replicación del coronavirus en las células del huésped. Debe ser utilizado en mayores de 12 años y además es más efectivo durante las primeras instancias del virus.

Los recientemente aprobados anticuerpos monoclonales anti-SARS-CoV-2, bamlanivimab y etesemivab, bloquean la entrada del SARS-CoV-2 a las células e inhiben la acción del virus en el organismo. Puede usarse en pacientes con afecciones leves – moderadas por COVID-19 y que cumplan con los criterios de un paciente con riesgo de progreso clínico.

Estos criterios son importantes de considerar una vez que es confirmado un caso de infección. Se debe contemplar un índice de masa corporal (IMC) por encima de 35, mayoría de edad (más de 65 años), la presencia de alguna enfermedad crónico – degenerativa como diabetes mellitus, hipertensión, enfermedad renal crónica o enfermedad pulmonar obstructiva crónica, aparte de las personas con enfermedades pulmonares como fibrosis quística y asma.

Hay que hacer hincapié en que durante más de 1 año los servicios médicos utilizan los medicamentos que han tenido gran repercusión en casos graves por COVID-19, hablamos de la dexametasona, el grupo de las quinolonas, paracetamol y plasma de pacientes convalecientes, mismos que fueron mencionados en anteriores artículos como los medicamentos de primera línea ante pacientes hospitalizados que cuentan con factores de riesgo y pacientes con oxigenoterapia en casos graves.

Perspectiva de los fármacos en estudio que pueden ser utilizados contra COVID-19

No cabe duda que la pandemia elevó el trabajo de investigadores y del personal de la salud tanto para hallar un fármaco de elección para los pacientes que padecen SARS-CoV-2 como para tratar a los infectados con los medicamentos disponibles en centros médicos. 

Aún es necesario contar con un mayor volumen de ensayos que puedan verificar la seguridad y eficacia de los fármacos expuestos, englobando el uso de estos fármacos en pacientes de distintas edades, embarazadas, los posibles efectos adversos y las pautas a seguir para las dosis seguras.

Continuamente los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés) realizan actualizaciones sobre las novedades en materia de salud relacionada con la pandemia ocasionada por la COVID-19.

Además de dar a conocer los tratamientos en fases de estudio, informan sobre medicamentos y vacunas aprobadas, incorporan medidas de prevención y profilaxis para mantener la seguridad de las personas evitando un mayor número de contagios.

A la par del desarrollo de los fármacos, hay empresas farmacéuticas que se encuentran distribuyendo y elaborando vacunas aprobadas contra COVID-19, asimismo otras empresas siguen evaluando la efectividad y seguridad de sus respectivas vacunas con el propósito de ser aprobadas y extender la disponibilidad de las vacunas a todo el mundo.

De acuerdo a la actual situación sanitaria, para Grupo PACS y Teleradiología es imprescindible dar a conocer el trabajo de las farmacéuticas y de investigadores científicos para la elaboración y estudio de fármacos que sean capaces de contrarrestar los efectos nocivos provocados tras el contagio por la COVID-19 con el objetivo de curar a aquellos pacientes con mayor riesgo de afectación e inclusive muerte. Invitamos a todos nuestros lectores a no bajar la guardia y continuar con las medidas de prevención ya establecidas.

Autor: Ulises Bacilio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Como te podemos ayudar?